Cuando suenan los villancicos…

A lo largo de los siglos se fueron haciendo populares y hoy en día son considerados un símbolo a nivel mundial, da igual el idioma o el país donde se canten. Muchas familias los tararean a coro para celebrar esta especial festividad. Cuando suena los villancicos “de toda la vida” ya no hay duda…¡Ha llegado la Navidad!

El mundo parece llenarse de “lucecitas”, como si pretendiéramos ser en estos últimos días del año un inmenso faro que alumbra el camino a seguir. Justamente esa idea cobra fuerza estas navidades, decir que ha sido un año difícil es quedarse muy corto, porque lo cierto es que ni siquiera tenemos un patrón cercano de comparación, que estas navidades son diferentes es algo que hemos asumido a regañadientes, porque cuesta mucho no reunir a “toda la tropa” ….jajaja.

Pero la adversidad también nos ha unido, nos ha hecho más fuertes, nos ha permitido ver con otros ojos, nos ha enseñado a disfrutar de las pequeñas cosas a las que no dábamos mucha importancia.

Postres navideños que nos encantan.

La Dra. Montse nos muestra este precioso regalo de uno de nuestros queridos pacientes.

En la clínica este ha sido un mes lleno de momentos especiales para todo nuestro equipo, juntos hemos disfrutado colocando la decoración navideña, degustando también “exquisitos postres” y viviendo bonitos instantes junto a nuestros pacientes.

El dibujo de Valentina que nos tocó el corazón.

Después de varios días de un monumental trabajo en equipo finalmente os hemos enviado, como es tradición, nuestra Tarjeta-Calendario para felicitaros estas fiestas, con ella recibiréis nuestro  agradecimiento por vuestra confianza y nuestros deseos de paz, amor y felicidad para toda la familia.

Y haciendo honor a los populares villancicos os animamos a cantar esta Nochebuena el que más os guste, aquí os dejamos la última estrofa de uno de nuestros favoritos. ¡Feliz Navidad!

 

Noche de paz, noche de amor,
Todo duerme en derredor.
Entre sus astros que esparcen su luz
Bella anunciando al niñito Jesús
Brilla la estrella de paz
Brilla la estrella de paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *