Por qué es importante visitar al ortodoncista antes de los 7 años

La Asociación Americana de Ortodoncia (AAO) recomienda que todos los niños sean evaluados por un especialista en Ortodoncia al cumplir los 7 años de edad.

Hay varias razones por las cuales es aconsejable que los niños sean evaluados por un especialista en Ortodoncia antes de cumplir los 7 años de edad.

  • Muchos de los problemas óseos de los maxilares y de los dientes ya se pueden detectar a esa edad con una revisión programada.
  • Descubrir  problemas en la mordida del paciente que necesiten ser tratados y controlados, de manera temprana, durante el desarrollo del niño. El diagnóstico precoz puede determinar un tratamiento más adecuado y un mejor resultado.
  • De igual modo, un diagnóstico en edades tempranas puede ayudar a reducir y prevenir problemas dentales futuros. Que las estructuras óseas continúen en crecimiento posibilita lograr un tratamiento más favorable.
  •  Otras de las razones señaladas por la AAO para justificar la importancia del diagnóstico precoz son: guiar el crecimiento de los maxilares y de los dientes permanentes a posiciones más correctas y saludables, reducir el riesgo de sufrir traumatismos en los dientes anteriores protuidos (que sobresalen), corregir hábitos orales dañinos o mejorar la apariencia.

Las mordidas cruzadas ya sean anteriores o posteriores, el apiñamiento, la mordida abierta anterior, la protrusión de los incisivos, la mordida profunda o los diastemas (espacios entre los dientes) son algunas de las mordidas incorrectas que pueden ser diagnosticadas en una evaluación temprana.

También se debe prestar atención a los siguientes aspectos que, en caso de ser detectados en el niño, invitarían a programar una consulta y recibir información:

  • Pérdida prematura o tardía de los dientes de leche.
  • Dificultad al morder o masticar.
  • Respiración por la boca y/o dificultad del sellado labial.
  • Ruidos o movimientos mandibulares extraños.
  • Ruido de dientes (rechinar, bruxismo)
  • Problemas de pronunciación.
  • Morderse las mejillas o hacerse daño en el paladar.
  • Poca armonía facial: mandíbula muy pequeña o muy grande, hundimiento de pómulos, asimetrías faciales.

Fuente: AAO / mylifemysmile.org

Ilustraciones /Pablo Rosendo http://www.pablorosendo.com/ilustracion/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *